Thursday, December 10, 2009

EL MANGOS EN:

EL GAÑAN VALIENTE, LA DAMA EN APUROS Y EL ANCIANO IRACUNDO

La historia se centra en un vagon del metro abarrotado de simios apretujados en contorciones tan exoticas que me hace imaginar un barrilito lleno con changuitos de plastico, se esfuerzan por respirar y delimitan su territorio con los codos en señal de defensa, yo los observo desde afuera, prefiero esperar a que pasen un par de trenes mas.

Y entonces de la nada, un viejo desfajado y lagañoso corre en posicion de tackle con su mochila y trata de abrirse paso inutilmente entre la multitud hasta que logra posicionarse en un hueco ridiculamente estrecho del vagon y entre su forcejeo por protegerse de los empeyones, asegurar sus pertenencias y estar mas comodo en tan incomodo lugar golpeo con el codo a una mujer que se encontraba detras de él, el golpe fue accidental y lo suficientemente fuerte para que el anciano lo notara y aun asi parecio valerle madres y fingir demencia senil. Un tipo de aspecto gañanezco apretado a un lado del anciano y delante de la mujer no pudo contener su descontento ante la actitud del viejo al no disculparse. El gañan, fino como su playera del america y tan elocuente como Socrates se dirigio al anciano con un contundente y retador -chinga tu puta madre!- el viejo ofendido lanzó un manotazo infame a la oreja del gañan, furioso de que le hayan mentado la madre y salio a discusion una sarta de las mas selectas vulgaridades que haya escuchado jamas, de hecho no sabia que se podian decir tantas groserias en una frase de 3 palabras. La mujer trataba de calmar al anciano, un buen samaritano corrio desde el otro lado de la estacion con la misma intencion de apaciguar al viejo, quiza por el temor de que fuera a darle un ataque y detuviera aun mas el cierre de las puertas.


El viejo parecia no escuchar, aparentemente queria destruir al enemigo y el gañan queria demostrar su fuerza derrotando a un macho anciano y marcar su dominio sobre las hembras del tren. Todo un espectaculo, era como ver un documental de la sabana en el discovery channel. Un poco harto, con algo de prisa y no queriendo decidí entrar en accion, nunca he sido un buen orador, (ni escritor, ni deportista, cocinero, etc etc) y al ver los infructuosos esfuerzos de la mujer y el samaritano para calmar al anciano supe que cualquier cosa que dijera no serviria mas que para hacerme pasar vergüenzas, se me ocurrio entonces algo mas ridiculo pero infalible; rei a carcajadas, finjidisimas como pude pero creibles gracias a mis natos dotes histrionicos, la tension dentro del vagon se fijó en mi burlona actuacion y de inmediato, anciano, gañan, mujer y samaritano recriminaron con odio mi indiferencia ante lo que pasaba delante de mi. -¿Que no se dan cuenta de lo ridiculos que se ven y la pena ajena que siente toda esta gente?- es todo lo que dije y para mi sorpresa no hubo respuesta, agacharon la cabeza, desviaron la mirada y se callaron. 1 minuto despues la puerta se cerró y mientas el metro avanzaba gañan, mujer y anciano me miraban apenados y el samaritano comenzo a caminar disimuladamente hasta perderse. Yo nomas me cague de risa, pero ahora si de verdad pues no sabia que fuera a funcionar y sobre todo no me crei capaz de hacer una estupides de ese tamaño en publico.

----------------
Now playing: the libertines - Up The Bracket
via FoxyTunes

2 comments:

Spawny said...

y dio señales de vida!

Alexander Strauffon said...

El mero hit, el viejo.