Thursday, January 28, 2010

EL MANGOS EN:

CONFESIONES ADOLECENTES MUTANTES 3.1416

Aquel que en alguna ocasion tuvo la osadia (y por que no? el privilegio) de hacerse llamar mi padre pasó un rato encerrado en el botellón, al escuchar esto en voz de mi madre pregunté cual había sido su crimen imaginando un historial delictivo por lo menos digno de ser presumido en un blog.

Su crimen no fue por asaltar bancos, o malversar bienes en kola-loka, tampoco era proxeneta ni organizaba peleas clandestinas de monos con cuchillo. Simplemente cometio el error de comprar un coche robado en coyotilandia y aceptar la culpa como si el lo hubiese robado. Chale hasta para el crimen mi familia es re infame.

Acabo de notar que me gusta un chingo la frase pelea de monos con cuchillo.

----------------
Now playing: Faith No More - Edge Of The World
via FoxyTunes

5 comments:

Alexander Strauffon said...

Realmente me quede sin palabras al leer este post.

A.S said...

Y YO QUE YA NO ME ACORDABA DE ESA PARTE DE LA HISTORIA.. EN FIN... PERO ESO DE QUE ACEPTO LA CULPA... PS QUIEN SABE.. QUIEN QUERIA IR CASI DE A GRATIS AL BOTE...QUE FICHITA NOS TOCO DE P... PA..... EJEM, LO SIENTO, TENGO EL SINDROME DE WILLY WONKA.

Alexander Strauffon said...

Ah, en respuesta, gracias por la idea de las apuestas y casinos.

Y si, si me refiero a una pistola de verdad.

Martín said...

Me gustó lo de los monos.
Saludos.

Kuro said...

no hay nada ams genial que monos peleando con cuchillos